Cómo entender la viralización y no morir en el intento

Seguro para las generaciones que no son nativas digitales, la palabra viral puede llegar a causarles preocupación o incluso temor. Y es que antes que las redes sociales invadieran nuestro nuevo mundo, viral era un adjetivo definido por la RAE como “relativo a un virus”. Pero hoy, su significado es muy distinto

Lo viral es definido como “mensaje, idea o contenido que se transmite de forma exponencial a través de las redes sociales mediante constantes reenvíos entre los usuarios de internet”. Para ser claros, es el auténtico boca a boca de otra época. Tanto es el auge de estas nuevas palabras que las encontramos circulando por los medios de comunicación tradicionales. Por ejemplo “la noticia se viralizó rápidamente en las redes”. La palabra “viral” empezó a utilizarse masivamente a partir del año 2012.

El portal digital Retina, define tres características básicas para reconocer un contenido que es viral: primero, está en todos lados, inclusive en la televisión. Son mensajes con contenidos humanos, por ejemplo un niño que pide ayuda para encontrar un juguete igual al que tenía su papá de pequeño. Y permiten la participación de la gente con llamados de acción como “compartir” o “darle like”.

Pero no debe creerse que viralizar un contenido sucede sin querer, desconfío creó una infografía para ayudar a quienes están encarando campañas de publicidad con una serie de pasos o consejos para ayudarlos a hacer de estos mensajes una transmisión masiva

Lo cierto es que si no existiese el tráfico de datos que tienen las redes sociales, no se estaría hablando de esto. Puede llegar a discutirse la utilidad de un contenido viral, pero de lo que no caben dudas es que siempre es muy interesante.