El Municipio de Concepción inyecta $5.000.000 en comercios locales

La pandemia sigue haciendo estragos en la economía. Las ciudades han sufrido pérdidas inconmensurables en sus economías locales. Los carteles que anuncian “se alquila” se multiplican en las calles céntricas. El cierre de locales comerciales convive con los malabares que realizan los que todavía se mantienen abiertos. El endeudamiento de los emprendedores y comerciantes Pyme se incrementa mes a mes, y la incertidumbre sobre el futuro cercano sigue siendo la espada de Damocles que amenaza a los que sobreviven. 

Frente a este escenario de pérdidas millonarias y ha retraído la calidad de vida de miles de personas, la asistencia directa y con mecanismos de fácil acceso han sido parte de las herramientas que han permitido sobrellevar la situación a muchos comerciantes. En este marco, el Intendente de Concepción del Uruguay, Martín Oliva, anunció un nuevo desembolso de unos $5 millones para asistir de forma directa al sector comercial local.

Más de $5 millones de aportes 

Esta semana, el Gobierno Municipal lanzó un agresivo programa de asistencia directa al sector comercial, gastronómico y hotelero que busca aliviar el mal momento. A través de un novedoso sistema de vouchers de compra que beneficiará tanto a los comerciantes como a los compradores, la gestión de Martín Oliva anunció que destinará $1.800.000 a través de 3000 cupones de compra de $600 cada uno para que los uruguayenses puedan hacer compras en comercios locales. 

Además, se destinará otros $600.000 para el sector hotelero: con este fondo el Municipio regalarà 300 cupones de $2000 cada uno para noches de alojamiento a los turistas que visiten la ciudad. Y finalmente, para el sector gastronómico se hará un aporte de $2.400.000 que permitirá al Municipio cubrir alrededor de 800 comidas gratis al mes que serán destinadas por las áreas de Desarrollo Social, Cultura y Turismo a grupos de estudiantes, contingentes y artistas invitados. La propuesta también pretende incentivar que los estudiantes o visitantes recorran el centro histórico de la ciudad y coronen el paseo con un almuerzo o cena en alguno de los locales gastronómicos de la ciudad. 

$1 millón de amigos

La directora de Producción de la Municipalidad de Concepción, Victoria Giarizzo, es la ideóloga de todo el programa de incentivos. La economista uruguayense diseñó este sistema de cupones de compra para la actividad comercial local que permitirá inyectar $1.800.000 para compras en el marco del día del Amigo. Para esa fecha se van a sortear 1.000 vouchers.

Los ganadores surgirán de un sorteo en el que ya se habilitó un registro online para los que quieran participar, con este doble beneficio de aliviar los bolsillos de los consumidores e impulsar la reactivación de la actividad económica del sector comercial. Los que quieran participar del sorteo para ganarse un voucher pueden registrar sus datos en https://cdeluruguay.gob.ar/produccion/Amigos/ 

Préstamos a Tasa Cero

Junto a estas nuevas medidas de impacto en la economía local, la gestión del Intendente de Concepción, Martín Oliva, también hará efectivo este mes el otorgamiento de créditos a Tasa Cero que financia la Municipalidad para comerciantes y emprendedores locales. Se trata de un desembolso de $3.000.000 de pesos que serán distribuidos en créditos de hasta 60 mil pesos por beneficiario Cada comerciante que acceda a estos créditos no tendrá que pagar interés y tendrá un plazo de 10 meses para devolver los fondos a tasa cero y con 4 meses de gracia. Esta es la segunda instancia que se implementa este interesante mecanismo de financiación que alivia de forma parcial el cúmulo de deudas y pagos atrasados que acumula el sector comercial. 

De esta manera, la gestión de Martín Oliva y la iniciativa de la Directora de Producción, Victoria Giarizzo, permiten mostrar ideas frescas y de rápida implementación que colaboran con aliviar la caída de las ventas y aceleran la reactivación que se necesita. Sin decenas de formularios que completar ni trabas burocráticas que entorpezcan el proceso, este tipo de medidas evidencia que la voluntad de colaborar y aportar en momentos de crisis resulta suficiente para implementar medidas concretas que favorezcan a los actores de la economía más golpeados.